Prevención de accidentes en el hogar.

En el hogar tendemos a sentirnos seguros y se puede caer en el error de no tomar las medidas adecuadas para que esto se cumpla.

Si a esto le añadimos la presencia de niños pequeños o bebés, y que su modo de aprendizaje es mediante la exploración y la imitación de lo que hacen sus mayores, esto se convierte en una prioridad.

Si analizamos nuestro comportamiento, nos damos cuenta que realizamos actos potencialmente peligrosos cotidianamente sin apenas reparar en ello: Cambiar una bombilla, enchufar un electrodoméstico, usar los cubiertos (cortantes o punzantes por definición), manejar el fuego de la cocina, manejar sustacias tóxicas, inflamables o medicamentos, por poner unos ejemplos.

La otra fuente de accidentes domésticos qué podríamos sufrir vienen dados por causas fortuitas, como un resbalón en la ducha o una puerta que se cierra por causa de una corriente de aire golpeando la mano de alguien o, si lleva un cristal montado, haciéndolo estallar provocando heridas de gravedad o incluso mortales a quien haya cerca.

La gran mayoría de estas situaciones se pueden prevenir con sistemas pasivos de prevención con una instalación mínima y un coste muy razonable.

En Pool Garden Shop hemos creado una linea de Seguridad Doméstica donde ponemos a su alcance todo tipo de sistemas de protección: topes salvadedos, cierres de seguridad para todo tipo de muebles, protectores de enchufes, protectores de cantos de muebles, discos antiresbalones para la ducha o bañera, etc...

Para visitar la sección haga click en el siguiente enlace: Seguridad Doméstica